Seleccionar página

Las flores son lindas, hacen el mundo más hermoso y son excelentes regalos para cualquier ocasión. Sin embargo, tienen un defecto: no duran para siempre. Pero no te preocupes, las suculentas son la solución a este problema. Estas hermosas plantas requieren pocos cuidados para sobrevivir. He aquí algunas de las razones por las que deberías tener unas cuantas en casa:

  • Son hermosas.
    Incluso más que las flores, porque son una combinación entre flor de loto y rosas pero con más volumen.
  • Requieren pocos cuidados.
    Solo necesitan agua, luz y una linda matera.
  • Son muy perdurables.
    Duran años y años. Claro, depende en gran medida de los cuidados que les des, pero la verdad el mantenimiento es muy poco a comparación de las flores, que pueden marchitarse de inmediato.
  • Tienen diferentes diseños.
    Existen en diferentes tamaños, formas y colores; tal vez necesites ayuda al momento de escoger cuál llevar a casa.
  • No provocan alergias.
    A comparación de las flores, no despiden polen, así que tu salud se encuentra a salvo.
  • Las puedes coleccionar.
    No importa cuántas tengas en casa, probablemente todas serán diferentes en tamaño, forma, rareza o color.
  • Están llenas de sorpresas.
    Algunas pueden florecer de pronto, como el cactus orquídea.
  • Simplemente las amarás.
    Una vez que tengas una de estas hermosas plantas, las comenzarás a amar tanto que vas a querer comprarlas todas.